La lucha por el ciberespacio

miércoles, 16 de noviembre de 2005

textoalternativo

Persistentes han sido las demandas de distintos gobiernos a Estados Unidos para que comparta el control de internet. En medio del rechazo de las autoridades estadunidenses a tal petición, algunos medios de comunicación como The Wall Street Journal, New York Times o la revista Foreing Affairs han indicado que su país es el único que puede garantizar la libertad de expresión en la red.
Dentro de unos cuantos días, del 16 al 18 de noviembre, se efectuará en Túnez la segunda etapa de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información (www.smsitunis2005.org/plateforme/home.htm) que se puede convertir en un campo de batalla. La disputa será por el papel del ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), un organismo sin fines de lucro situado en California, quien desde 1998 es lo más próximo a un gobierno de internet y es el encargado de asignar los nombres de dominio, las direcciones IP y, por ende, de dar luz verde a la operación en línea de cada sitio.
El conflicto se debe a que el ICANN se rige por la legislación de California y porque el titular real de las funciones que ejerce es el Departamento de Comercio (DC) estadunidense. Si bien cualquier política relativa a los dominios aprobada por el ICANN debe tener el beneplácito de Washington, el DC nunca había contravenido decisión alguna de dicho organismo, pero recientemente pospuso la puesta en marcha de los dominios .xxx, para los sitios pornos, debido seguramente a que la administración Bush se opone a los mismos.
Desde hace algunos años varios países, sobre todo aquéllos en vías de desarrollo, venían rechazando la supremacía estadunidense para regir los destinos de internet. Distintas naciones abogaban por la conformación de un organismo internacional, que tomara las riendas de la red. Al inicio Irán, China, Arabia Saudita y Brasil, entre otros, fueron los primeros críticos a la gestión de la red por parte de Estados Unidos, propusieron un gobierno mundial de la red operado por una instancia intergubernamental, estimulada por la ONU. Pero recientemente la UE ha reclamado un ICANN más democrático.
El gobierno estadunidense indica que ellos deben ser los únicos administradores de la red porque la inventaron. El problema es que internet se ha convertido en parte fundamental de la economía mundial y si bien su creación y desarrollo tecnológico se debió al talento de investigadores estadunidenses, en la actualidad es impensable el ciberespacio sin la contribución efectuada por otros países.
La UE, por su parte, es partidaria de conservar una estructura en donde participen los sectores privado y académico. Indica que si bien los gobiernos no deben estar al frente de la gestión de los dominios, sí apela por una estructura mucho más democrática del ICANN. Lo que exige es la apertura de un foro complementario a dicho organismo, que se otorgue una mayor participación de los gobiernos.
Por supuesto que una administración multilateral es necesaria para alcanzar una verdadera democracia de la infraestructura de internet, pero la solución no es de ninguna manera la postura más radical, que la red quede en manos de los gobiernos, que además es cuestionable porque varios países que la apoyan no son precisamente paladines de la libertad de expresión en el ciberespacio.
Pero no es descabellado que algunas naciones (China, Irán, Cuba…) saquen partido de la negativa de Estados Unidos a compartir la gestión de la red, para enarbolar la idea de una “dominación colonial en el ciberespacio” impulsada por los estadunidenses e inclinarse por implementar sus propias redes, o lo que es lo mismo tomen esto como una oportunidad para crear una intranet que opere al interior de sus fronteras permitiéndoles mantener un control férreo de los contenidos que circulen en la misma y dejando sólo algunas máquinas conectadas a internet, manejadas directamente por miembros gubernamentales.
Publicado en el diario Milenio, 13 de noviembre 2005.
Enlace permanente.

2 comentarios:

Sebastián Mantilla dijo...

Yo creo que es difícil realmente hablar sobre control de Internet. Uno de los principios de construcción de la red misma era su capacidad de resistir "ataques" de forma que los protocolos estan pensados así. Por ello a mi siempre me ha resultado un poco utopico hablar de controlar la red. Aunque hay que ver hasta donde puede o no ser censurada, que es pues otra historia, sino me creen preguntenle a los chinos, que bastante sufren con eso. Pero la verdad es que ni ellos han podido bien a bien evitar "fugas".

verónica dijo...

Felicidades por este antulioblog tan claro preciso y nítido

Verónica

 
Creada por laeulalia basada en la denim de blogger.